Ir para conteúdo

Os inimigos da Igreja invadem o Vaticano

Antinatalistas y mundialistas, entre los ponentes de un congreso de la Pontificia Academia de las Ciencias

Del 2 al 4 de noviembre tendrá lugar en el Vaticano el encuentro “Salud de las Personas y Salud del Planeta: Nuestra Responsabilidad”.

Durante los últimos tres años, la Pontificia Academia de las Ciencias(PAS) y la Pontificia Academia de las Ciencias Sociales (PASS) han realizado una serie de encuentros sobre cuestiones relacionadas con la degradación del medioambiente, el cambio climático, la extinción biológica o el desarrollo sostenible.

Estos encuentros suelen incluir como invitados a científicos, políticos, filósofos, teólogos o líderes mundiales. Algunas de estas invitaciones han sido muy criticadas, como fue el caso de Paul Ehrlich, defensor del control de la población y del aborto, que dio una conferencia en el seminario “Extinción biológica” el pasado mes de febrero.

Ahora, la Pontifica Academia de las Ciencias ha anunciado un nuevo encuentro- “Salud de las Personas y Salud del Planeta: Nuestra Responsabilidad”– que tendrá lugar del 2 al 4 de noviembre en el Vaticano. El foco central del encuentro, según señalan sus organizadores, será la salud de las personas y la salud de los ecosistemas, junto con la interdependencia entre los ecosistemas y las personas.

Entre las ponencias programadas para este encuentro se encuentra “¿Cómo nuestras acciones socavan la naturaleza?”, impartida por Partha Dasgupta, profesor de Economía de la Universidad de Cambridge que figura como “patrón” de Population Matters, una organización que cree que “el crecimiento de la población contribuye a la degradación del medio ambiente, el agotamiento de los recursos y otros problemas” y tiene como propósito “promover familias más pequeñas en todo el mundo con el fin de reducir el número de personas a un nivel sostenible”.

John Schellnhuber y el “gobierno mundial”

Entre los expertos invitados a intervenir en este evento en el Vaticano se encuentra también John Schellnhuber, miembro de la Pontificia Academia de las Ciencias y director del Instituto Potsdam para la Investigación del Impacto Climático, que dará una conferencia titulada “Extremos del cambio climático, puntos de inflexión y riesgos para la salud”.

Para responder eficazmente a la crisis climática, en un breve ensayoescrito en 2013, Schellnhuber abogaba por la idea de una sociedad democrática global” representada por un pequeño grupo de instituciones mundiales que apoyasen a los países soberanos -reunidos en las Naciones Unidas-, en la búsqueda de soluciones a problemas que requieren una acción transnacional concertada.

Schellnhuber enumera las instituciones clave que podrían traer una “versión sofisticada” de la “noción convencional de gobierno mundial”: una Constitución de la Tierra, un Consejo Mundial y un Tribunal Planetario.

El antinatalismo de Jeffrey Sachs

 

El día 3 de noviembre, a las 9 horas, está programada la intervención de Jeffrey Sachs, director del Instituto de la Tierra y profesor de la Universidad de Columbia, que, en los últimos años, ha trabajado con la Pontificia Academia de las Ciencias y con la Pontificia Academia de las Ciencias Sociales en temas de desarrollo sostenible.

Jeffrey Sachs es conocido por sus teorías sobre control de la población. En un artículo publicado en CNN en 2011, Sachs afirmaba que “las consecuencias de un mundo atestado con 7.000 millones de personas son enormes” y suponía un “motivo de profunda preocupación mundial.” Sachs presentaba entonces la estabilización de la población mundialcomo clave para el desarrollo sostenible y apostaba por fomentar la reducción de las tasas de fecundidad en los países más pobres.

Citando a Thomas Robert Malthus y su advertencia de que el crecimiento excesivo de la población reducirá el progreso económico, Sachs aseguraba en 2011: “Esa es aún una amenaza hoy en día, pero es una advertencia, no un resultado inevitable”.

Para este invitado de la Pontificia Academia de las Ciencias, “nos enfrentamos a una tarea urgente: trabajar más para alcanzar una población estable de alrededor de 8.000 millones de personas a mediados de siglo.”

Años antes había expresado este mismo objetivo en el libro Commonwealth: Economics for a Crowded Planet (Economía para un planeta abarrotado) publicado en 2008. En este libro se recoge como objetivo en las próximas décadas “estabilizar la población mundial en ocho mil millones de habitantes o menos en el año 2050 mediante una reducción voluntaria de las tasas de fertilidad”.

El autor de Commonwealth: Economics for a Crowded Planet, defiende que la cooperación global ha demostrado “funcionar de forma brillante” en la “difusión espectacular, incluso revolucionaria, de los modernos métodos anticonceptivos y de planificación familiar, lo cual desembocó en una disminución voluntaria de las tasas de fertilidad en la mayor parte del mundo”. “Se trata de logros globales de unas proporciones históricas”, añade.

En relación con el aborto, Sachs argumentaba en 2008 que “abundan las evidencias de que la legalización del aborto reduce significativamente la TFT” (tasa de fertilidad total) y alababa a los “magníficos” demógrafos John C. Caldwell y Pat Caldwell que en su lista de requisitos para acelerar el descenso de la fertilidad incluyen la legalización del aborto.

Políticos defensores de Planned Parenthood entre los invitados

Al encuentro “Salud de las Personas y Salud del Planeta: Nuestra Responsabilidad” también han sido invitados los políticos estadounidenses Scott Peters, Kevin de León y el gobernador de California, Jerry Brown. Según informa LifeSiteNews, los tres son fuertes partidarios de Planned Parenthood, el mayor proveedor de abortos de Estados Unidos.

  • Lion Reaper

    Nem Lutero se fosse vivo, teria coragem de chegar tão longe….

  • Leão Destemido

    Vejam o descaramento dos ímpios: não ficam só em internet, militam em campo aberto, invadem o ambiente sagrado… E nós? Apenas no teclado do computador? Para as ruas contra a ditadura de Bergoglio, já! Campanha, campanha, campanha!

  • Lev Orlov

    Os inimigos da Igreja invadem o Vaticano?
    Achei que os maiores inimigos da Igreja já moravam lá.

  • Palau

    Satanás entrou no santuário e o encheu de abominações, sustentado por
    poderes que se intitulam católicos, e que de dentro do próprio santuário
    fazem guerra contra nós, uma guerra atroz, a mais perigosa que a Igreja
    já teve que enfrentar. (…)

    (…) porque ao inimigo convém nos combater a partir de dentro da
    fortaleza, e por isso ele usa a roupagem e o nome de católico, e com
    essa fachada se apresenta em certos atos religiosos para fascinar as
    turbas e criar confusão até no céu.

    El Ermitaño, Nº 99

%d blogueiros gostam disto: